20 de diciembre de 2008

Navidades científicas o "Como gastarte 50 euros y arrepentirte en el intento"

¡Bienvenidos bien aventurados cienciofílicos y toda clase de consumistas de libros de divulgación ocasionales!

Hoy estoy aquí para denunciar una gran verdad que nos afecta a TODOS los estudiantes de TODAS las facultades de ciencias (en las de letras también debe de suceder pero ¿a quien diablos le importa?*) de este, nuestro querido país... y es que amigos, amigas, cuando uno de vuestros entrañables y queridos profesores os dice en clase: "Los apuntes que necesiteis los teneis en el campus virtual y los que no están los podeis encontrar en MI libro [Money "pa la saca"]" u "Os recomiendo X libro para seguir mi asignatura [ya que pienso fotocopiarmelo y copiarlo en la pizarra indiscriminadamente a lo largo de todo el curso]" ¿acaso no se os remueve algo por dentro? ¿algo que os dice que si no correis a la biblioteca a reservar/robar el susodicho librillo en este febrero/junio/julio/septiembre os van a dar por donde amargan los pepinos? Y, ¿alguna vez os habeis planteado el PORQUÉ de todo esto?.

Bueno, imagino que todos habreis llegado inconscientemente a la misma conclusión que yo; No se trata de un dilema moral ni ético, ni si quiera es cosa de no sentirse atraido hacia la asignatura, todo es culpa del PRECIO (Sonidito de rayo al caer... ¿que pasa? era esto o grabarme a mi moviendo una hoja de papel albal).

Ete aquí un ejemplo "clásico" (que bueno soy haciendo juegos de palabras) de libro que se recomienda altamente consultar/comprar... ¡No caigais en la tentación compañeros! _loop_ sabe bien de lo que hablo...

Bueno, puesto que para poder quejarme a gusto y de lo lindo necesito exponer un ejemplo, me basaré en mi triste y patética experiencia personal, ¿estais preparados? Pues vamos allá:

Todo empieza en noviembre (o fue quizás ya en diciembre) cuando, agobiado ante la inminente necesidad de tocar algún tipo de apunte o material de estudio para evitar sentirme mal debido al dinero invertido en la matrícula (ejem, plan bolonia, ejem), decidí comenzar a estudiar física cuántica.
Hasta aquí todo puede parecer incluso precioso "oh, estudiando un mes antes del periodo de exámenes, que chico tan aplicado y previsor" podríais pensar, pero no os precipiteis queridos lectores, no todo es tan bonito como parece.

Cogí mi gratuita carpeta UAB-ense y hojeé apartado trás apartado hasta que finalmente logré encontrar "cuántica". Saqué ambas fundas de plástico (problemas y teoría) comprobando con felicidad ingenua que "¡no son tantas hojas como creía!" y vacié sobre la mesa de la biblioteca la funda de teoría. Entonces, adopté una pose interesante y examiné con determinación todas las hojas de las que disponía... efectivamente, no me enteraba de NADA y, lo que es más importante, trás una hora y media de examinación determinada seguía sin enterarme de absolutamente NADA. Me dejé caer frustrado sobre la mesa y entonces fué cuando recordé las palabras de mi sabio profesor de cuántica: "Todo esto que os estoy contando está muy bien explicado en el Mandl, podeis utilizarlo como material de consulta".
¡Ya tenía la respuesta a todos mis problemas!

¡Maldito seas Mandl!, o mejor dicho, ¡maldita sea la editorial que elejiste!

Me lancé inmediatamente a escudriñar de cuantas copias disponía la biblioteca de mi universidad para comprobar con horror como cada uno de los volúmenes anteriormente disponibles habían sido arrancados (así, a lo "hardcore") de sus anteriores posiciones de reposo. Entonces se me ocurrió la terrible idea "Lo compraré, me será útil y tampoco puede ser tan caro".

NOTA EDUCATIVA: Amigos mios, si alguna vez llegais a la misma conclusión a la que , ingenuo de mi, llegué yo, automáticamente flagelaos con el objeto cercano más doloros del que dispongais o correreis el riesgo de cometer el mismo error que yo cometí.

Me acerqué a paso ligero a la tienda de libros de mi universidad (si, tiene tienda de libros, ¿algún problema?) y ayí lo encontre, todo brillante y reluciente. Lo agarré con todas mis fuerzas (era el último ejemplar que les quedaba) y me dirijí con decisión a la caja para pagarlo... me habría gustado ver la cara de gilipoy#s que se me quedó cuando me dijeron: 48,70 €uracos... y lo mejor de todo es que los pagué...

Esto no podía quedar así, completamente indignado y incitado por un compañero, me conecté a Amazon.com para comprobar lo que me ofertaban en otros paises por el mismo ejemplar (y de primerísima mano). Sin duda, tube varias sorpresas:

Primeramente accedí al dominio con .com ("U, S, A! U, S, A!" para los amantes de los Simpsons) para comprobar que, en USA, al menos lo vendían casi al mismo precio que aquí, unos 53 €uracos, así a ojo de buen conversor monetario.

Seguidamente me introduje en .fr (nuestros adorados vecinos los franceses) y mi rostro se contrajo espasmódicamente: Tan solo 37,18 €, ni más ni menos. "Tranquilo, tranquilo, debe ser cosa de que allí son muy liberales... comprueba otro país" y eso hice, así que me introduje en .co.uk (inglaterra vaya) y me escandalicé: 32 € (así a ojo, que tampoco controlo yo todas las divisas oye)!!!!! "¡Maldita sea! ¡Pero si incluso los ingleses, que son tan sofisticados y seriotes ellos, lo tienen mas barato que en este país de payasos!".
Apagué el ordenador y me acosté...

Al día siguiente fuí a la universidad como todos los días es costumbre. Saludé a mis compañeros de fatigas y deposité todas mis pertenencias en mi habitual sitio de la biblioteca. Inmediatamente después saqué el Mandl y lo dispuse sobre la mesa: el me miraba a mi y yo le miraba a él.

El resultado obvio 5 minutos después de mi llegada se resume con el siguiente documento de archivo tomado sabiamente por el bueno de Josesoyo:

DSC00240
"Gastate 50 € en un libro de cuántica que, además, está en inglés: Serás feliz, ligarás más y tendrás muchísimos hijos funcionarios que te pagarán un asilo con Jacuzzi"

MORALEJA: Utilizad las bibliotecas, descargad de internet, robad e incluso, en ultima instancia, comprad pero desde internet (y en otros paises), pero jamás, y hago incapié en eso de JAMÁS, dejeis que los profesores os mangoneen para comprar cualquier chorra-libro que os recomienden (y si están escritos por ellos aún con más razón).

*: Sinceramente: Letras mola, y nosotros somos unos envidiosos por pasarnos todo el put# año jodidos entre osciloscopios, asumidlo, es ASÍ.

PD: Por último y para que no perdais la esperanza en esta consumista preciosa época del año, un cuentecito navideño: En primero, Ferran Cedó, nuestro profesor de algebra lineal, subió su libro (el cual también estaba a la venta en la famosa tienda de libros de la UAB) de algebra lineal en formato PDF enterito al campus virtual, y te lo podias imprimir y de todo por si te querias limpiar el culo con él o incluso estudiarlo. Sin duda, personas así escasean.

3 Celuloides han comentado:

DarkShu dijo...

Dura y cierta es tu experiencia, tan bien relatada y que tantos hemos pasado alguna vez. Yo siempre he tenido a bien (o a suerte) poder encontrar algún ejemplar de lo que necesitara en la biblioteca. Bien es cierto que un libro me compré y que no he pasado más del segundo capítulo: Astronomía fundamental. También dejé la asignatura porque era la cosa más infumable y fea que he encontrado en años. Y eso que en realidad parecía que prometía mucho...

jorge dijo...

Dios esa tb es mi historia y sobre todo el final donde se obserba le libro solo XDD
Y haber si el maldito mandl no se le ocurrio sacar su libro en castellano, parece q no sabe q hay otras lenguas y q en otros paises tb se estudia cuantica XDDD.

josesoyo dijo...

Yo también lo tengo,pero hasta que no vea que realmente me vale la pena, esta sacado de la biblioteca.

Bibliotecas forever

El libro semejante que hay a la venta de los manuales de la UAB de algebra no es del Cedò, y lo se quel o he visto bastante, que lo usan en la UB y algun amigo que otro lo ha comprado.

jojojo, enla UB les hacen comprar manuales de la UAB jojojo

Me reiré hasta que me venga en gusto comprarme el manual de la UB de 'física estadística'